De Fuente Álamo a Marina D’Or con reflexiones varias

Hacia el ap kubi

Hacia el ap kubi


Hola lectores, no voy a poner como motivo de la tardanza en escribir esta entrada la falta de tiempo. Uno intenta no escribir en caliente y dejar reposar las ideas para no mandar todo lejos. También intento lleva una linea para la web optimista y positiva, que en estos tiempos que corren os aseguro, me lo ponen difícil.

Hace poco asistí a la nueva edición del open de Fuente Álamo, por diversas causas acudí yo solamente de mi gimnasio. Allí coincidí con las competidoras de San Agustín, y junto a mi novia, creo que eramos los únicos provenientes de Madrid.
Solo habían pasado dos semanas del campeonato oficial de Madrid, por lo que me encontraba bastante en forma, tras haber superado la dichosa gripe o lo que fuera aquello. Estaba “a tope”, ya que en el campeonato pasado, no había desplegado todo mi potencial en absoluto y quería probarme.
El Open es visto como amistoso, pero no nos engañemos, la gente va a intentar ganar, y ver si sus esfuerzos merecen la pena o hay que cambiar métodos.
Tras empezar con un buen pyongwon, solo me pude clasificar en 7º lugar para la final, pese a no tener errores de bulto.
La final fueron los pumses koryo y keumgang, con los que solo pude subir al 6º puesto. De verdad, que mejor solo voy a decir, que tengo que cambiar cosas para el campeonato de España, cosas para que haya menos donde quitar y no dejar dudas. Lo demás me lo voy a callar, es un amistoso.

Marina D'or, ¡qué guay!

Marina D’or, qué guay!


Ya que hablo del campeonato de España, este año será Open, es decir, habrá superpoblación en muchas categorías, y será para los árbitros muy difícil discernir a los mejores entre tanta gente, como ya ha pasado en Openes de España de pumse, en los que primeras rondas duraban unas 2 horas y media.
Esperemos que esto no haga, que la gente que busca su oportunidad, con capacidades reales, se pierdan entre mares de deportistas.
En muchos casos hay un esfuerzo y sacrificio que pocos imaginan. No creo que el spa del marina d’or (donde se celebra el evento) haga que esto se recupere,jeje.

Lucha

Lucha

Tratando esta palabra, esfuerzo, uno ve a diario como se premia el mínimo esfuerzo, ya sea por amistad, interés o mala visión.
Todo esto se lleva por el camino, a grandes profesionales, tanto en el ámbito laboral, como en el deporte. Se desperdicia mucha capacidad y futuros resultados. Estas decisiones son las que ahora pagamos en estos tiempos de crisis.
No es algo nuevo, pero ahora se observa aún mejor, me apetecía decirlo.
También uno sufre en sus carnes que cuando el esfuerzo y sacrificio te da un premio, eso no haga que algunos ciegos comiencen a ver, sino que se sientan amenazados de alguna manera, que triste.

Dirigentes, invertid en la objetividad, tendréis a la gente que lucha y trabaja más contenta, llenareis campeonatos, obtendréis mejores resultados en vuestros países, federaciones, empresas, departamentos y gimnasios.

Sed fuertes amigos, ¡¡nadie ha dicho que sería fácil!!

Comments

comments